Comunicaciones de quemas

De acuerdo con lo señalado en los articulos 34 y 35 de la Ley 3/2007, del 9 de abril, de prevención y defensa contra los incendios forestales de Galicia, modificada por la Ley 7/2012, del 28 de junio, de montes de Galicia, para realizar trabajos en terrenos agrícolas, terrenos forestales y zonas de influencia forestal en los que sea imprescindible hacer uso del fuego, y siempre fuera de la época de peligro alto de incendios,  será obligatorio disponer de la correspondiente comunicación o autorización de quema:

1. Restos apildados

  • Quema de restos agrícolas apilados: Comunicación de quema, que se realizará con una antelación mínima de dos días
  • Quema de restos forestales apilados: Autorización de quema.
    • La solicitud de autorización de quema se presentará con una antelación mínima de siete días.

 2. Quemas controladas: Autorización de quema, que para su realización deberán contar con la presencia de personal técnico autorizado para la gestión de las quemas y con equipos de extinción de incendios.

  • La solicitud de autorización de quema se presentará con una antelación mínima de siete días.

 

Los ciudadanos que deseen realizar una Comunicación de quema, pueden llamar al teléfono 012, o bien acceder al procedimiento Comunicaciones de quema de restos agrícolas amontonados.

Los ciudadanos que deseen solicitar una Autorización de quema, pueden llamar al teléfono 012.

Procedimientos asociados
Legislación aplicable
Más información

Legislación aplicable

  • La quema no se iniciará antes de salir el sol y quedará totalmente extinguida dos horas antes del momento de su puesta.
  • Previamente a su inicio, se hará un cortafuegos mediante la eliminación manual o mecánica de la totalidad del material combustible en una franja de por lo menos cinco metros de largo, rodeando el perímetro que se va a quemar.
  • No podrá iniciarse ninguna quema cuando las condiciones meteorológicas puedan dificultar su control, especialmente en los días de viento. Así mismo, si están iniciados los trabajos y se produce la aparición de viento, se suspenderá inmediatamente la operación procediendo a apagar el fuego.
  • No se abandonará la vigilancia de la zona quemada, hasta que el fuego esté totalmente apagado y transcurran dos horas sin que se observen llamas o brasas.
  • El Servizo de Prevención e Defensa contra Incendios Forestais podrá suspender temporalmente las comunicaciones de quema, si las condiciones meteorológicas así lo aconsejan.
  • La comunicación de quema no eximirá en ningún caso de las responsabilidades por daños y pérdidas que tuviesen lugar en caso de producirse un incendio forestal por el uso del fuego cuando concurra negligencia o imprudencia.
  • En toda quema autorizada se deberá contar con el personal y con material suficiente para su debido control. Dado el elevado riesgo que supone este tipo de quema para la seguridad y salud del personal que las lleva a cabo, en ningún caso se podrán realizar individualmente, incluso en el caso de que su extensión sea pequeña y en principio se considere que el riesgo es mínimo.

Más información

Áreas temáticas relacionadas